Sexo con lluvia dorada

Cómo hacer la lluvia dorada

También disfrutan de la sensación de orinarse encima, vinculando esta actividad con la excitación y el placer. Muchas personas que practican la lluvia dorada tienen alguna relación placentera con la orina, les excita su olor, la idea de ver a alguien orinar o de ser ellos quienes orinan a otra persona. Compartir en: Por Laura Ruiz. También te puede interesar: Sin embargo es importante tener claro que: Algunas personas pueden presentar alergia en la piel o los ojos al contacto con la orina. Existen hombres que se sienten excitados al orinar dentro de la vagina de la mujer, esto puede producir irritación en el tracto vaginal debido a la acidez de la orina y en algunos casos ocasionar infecciones, por lo que no se recomienda.

Algunas personas se excitan con besos y otras, con objetos sexuales.

¿A qué se llama lluvia dorada?

Presentado así, parece una locura, pero hay que entenderlo con mayor profundidad. Y tal vez, luego se despierte el interés por incorporar la experiencia en el próximo encuentro íntimo. La base es el juego de roles.


  1. paginas para conocer personas en mexico;
  2. Cantando bajo la lluvia… ¿dorada??
  3. conoce chicas lindas.

En el sexo, las alternativas parecen infinitas y siempre queda algo nuevo por conocer; la lluvia dorada se encuentra en el grupo menos higiénico o conservador. Sin embargo, se le interpreta como un acto de liberación sumamente placentero y desestresante. Implica incorporar al placer de los encuentros sexuales esa sensación de felicidad que genera orinar luego de retener durante un tiempo.

Te interesa leer: El lugar debe ser bien elegido , ya que luego de finalizado el acto sexual este podría quedar muy mojado.

Menú de navegación

Los menos osados eligen llevarla a cabo en la ducha o en una pileta. Hay que recordar que la cama o algunos muebles pueden verse deteriorados si se los somete periódicamente a este líquido, sin cuidados previos.

Es cuestión de saber equilibrar el buen gusto con los placeres íntimos. Las hepatitis de grado A y B representa otro de los riesgos latentes de la urolagnia.